Parque Venecia toma el pulso a sus vecinos para demandar más infraestructuras

El mercado provisional que iba a instalarse en Parque Venecia era una de las infraestructuras más esperadas por vecinos y colectivos del barrio pero no va a hacerse realidad. Hace unos días conocían la noticia de que su traslado no iba a ser posible debido a la situación económica generada por la pandemia y aunque aseguran que fue “un jarro de agua fría”, continuarán trabajando para reactivar las inversiones en la zona.

Para ello, la Asociación de Vecinos Somos Parque Venecia decidió hace unas semanas lanzar una encuesta a través de las redes sociales para tomar el pulso de los ciudadanos. En ella preguntaban a los vecinos por cuestiones relacionadas con grandes intervenciones, mejoras sustanciales y otras pequeñas mejoras que se podrían llevar a cabo en el barrio.

PUBLICIDAD

 

El colectivo ha destacado la participación del barrio en el sondeo, que recibió cerca de medio millar de respuestas en poco más de una semana, lo que representa, aproximadamente, al 10% de los residentes.

En el apartado de grandes intervenciones, los vecinos señalaron la necesidad de contar con el mercado que, en un primer momento se iba a trasladar desde las Murallas hasta Parque Venecia. Sin embargo, el gobierno municipal ha decidido desmontarlo y llevarlo hasta el polígono de Cogullada, ya que su puesta en marcha en este joven barrio hubiera supuesto un desembolso de 1,2 millones de euros.

Otra de las infraestructuras sobre la que los vecinos se manifestaron fue el centro de salud. Hasta el momento, los residentes de Parque Venecia han de acudir al ambulatorio de Torrero-La Paz, que ya cuenta con un alto volumen de usuarios. Esta demanda se puede entender, según el colectivo vecinal, tras haber pasado las semanas más crudas de la pandemia y por la atención pediátrica. “Hay doble turno de pediatría, de mañana y de tarde, y aún así es complicado abarcar las citas”, señala José Antonio Andrés, presidente de la asociación.

Andrés se ha mostrado sorprendido de que la construcción de un centro cívico no fuera de las respuestas más repetidas. El colectivo lleva tiempo trabajando en ello, puesto que el más cercano es el que tienen en la calle Monzón y que da servicio al distrito de Torrero. “Nos ha chocado. Es una petición vecinal desde hace mucho tiempo. Ahora mismo, con la cantidad de niños que hay aquí de entre 3 y 4 años creemos que va a ser una inversión súper rentable”, comenta el portavoz.

Más conexiones con el este y el oeste

En cuanto a las llamadas mejoras sustanciales, los vecinos han priorizado la movilidad hacia la Z-30 por encima de otras cuestiones como la ampliación de las zonas de aparcamiento, la instalación de marquesinas o la creación de una zona recreativa inclusiva.

“Desde hace más de dos años planteamos unas lanzaderas que conecten el barrio con la zona este, San José, Las Fuentes y La Jota, y con la zona oeste de La Romareda y el Hospital Miguel Servet”, apunta Andrés.

El portavoz también ha recordado el proyecto del Puente de los Suspiros que quedó en un cajón tras la irrupción de la crisis económica de 2008 y ha asegurado que el colectivo no está dispuesto a renunciar a él. “Vamos a seguir defendiendo su construcción tan pronto como veamos que haya posibilidades de que se haga. Pero mientras tanto, hay que dar respuesta a los problemas de movilidad”, añade.

En cuanto a las actuaciones de menor calado, los residentes consideran que habría que intervenir en la poda del arbolado y repoblar vegetación, ya que en algunas zonas no se encuentra en buen estado. “En el barrio hay mucho hormigón pero poco verde, aunque estemos rodeados de los pinares de Venecia”, comenta Andrés.

Los resultados de esta encuesta ya han sido trasladados por la asociación al Ayuntamiento de Zaragoza para que los evalúe y tenga en cuenta sus demandas de cara a próximas inversiones.

Fuente: heraldo.es

Esperamos tu participación... Escribe aquí con tu facebook, twitter... OPINA DE ESTA NOTICIA:
comments powered by Disqus